Nos preocupa tu privacidad En pisos.com utilizamos cookies propias y de terceros para dar un servicio satisfactorio mediante cookies técnicas, de personalización y para fines analíticos. pulsa AQUÍ para más información. Puedes aceptar todas las cookis pulsando el botón "aceptar" o configurarlas o rechazar su uso pulsando
Aceptar Configurar

¿Cómo revalorizar una vivienda?

Instituto de valorizaciones

El valor de un inmueble va evolucionando con el tiempo y son muchos los aspectos que influyen en el mismo como su ubicación, la antigüedad o las calidades de los materiales en los que está construido. Pero ¿Cómo revalorizar una vivienda?

Hay algunas cuestiones en las que apenas se puede intervenir para revalorizar un inmueble como puede ser la ubicación del mismo, pero sí es algo que se puede lograr a través de otros de los aspectos de los que hablábamos como mejorando las calidades de los materiales, los equipamientos y demás elementos que la componen. Cuestiones que a la hora de realizar una tasación oficial del inmueble cobrarán especial importancia.

Con pequeñas actuaciones podremos conseguir revalorizar nuestra vivienda:

  • Mejoras en las instalaciones. Si se trata de un inmueble antiguo es posible que no cuente con todas las instalaciones de las que hacemos uso en la actualidad y con las que sí que cuentan las viviendas nuevas. Este es el caso del aire acondicionado o la calefacción. Estas instalaciones darán un valor añadido a la vivienda de cara a un posible comprador o inquilino. A esto se pueden sumar también equipamientos de energías renovables que supondrán un plus en cuanto al ahorro energético. Incluso se puede dar el caso de que se trate de una vivienda demasiado antigua, con lo que otro tipo de instalaciones más básicas como las de electricidad y fontanería pueden ser tan obsoletas que sería conveniente sustituirlas por otras nuevas y adaptarlas a las normativas actuales.
  • Para minimizar los desperfectos por el paso del tiempo, hay otras intervenciones que se pueden acometer en las viviendas y que ayudarán a renovarlas, se trata de los acabados en algunas de las estancias como baños o cocinas, suelos o paredes. Aunque en ocasiones se trate de cuestiones estéticas, en otros momentos puede suponer una mejora en la habitabilidad de la vivienda y, por lo tanto, añadir un valor a la misma.
  • Mantenimiento y reparaciones. Realizar un buen mantenimiento de la vivienda será primordial para mantener también su valor. Es el caso de tejados, terrazas o fachadas que evitarán problemas de humedades u otro tipo de desperfectos que podrán llegar a ocasionar daños a terceros.

Toda mejora de tu inmueble supondrá una revaloración del mismo y esto se verá reflejado en la tasación oficial de la vivienda.

Formulario de contacto

Llámanos ahora
933 728 297