Este sitio web utiliza cookies propias y de terceros para optimizar tu navegación, adaptarse a tus preferencias y realizar labores analíticas. Al continuar navegando aceptas nuestra política de cookies.

Más información Entendido

Este es el porcentaje de tus ingresos que destinas para comprar o alquilar una vivienda

idealista.com

El mercado inmobiliario español goza de buena salud: se venden viviendas, se conceden hipotecas y cada vez se están construyendo más casas. Sin embargo, los salarios no suben al mismo ritmo que el precio o el alquiler de las viviendas. Y un indicativo de esto es el porcentaje de los ingresos que se destinan para comprar o alquilar una vivienda. A cierre del primer trimestre de 2019, de promedio en España adquirir un inmueble supone un 25,1% de los ingresos, mientras que arrendar supone un 33,6% del salario, según idealista/data, una cifra que se mantiene ligeramente por encima de las recomendaciones de los expertos.

Sin embargo, en determinados municipios como Madrid o Barcelona el panorama es bien distinto y la compra de vivienda se come mucho más salario, superando el esfuerzo que se hace para pagar el alquiler.

Si analizamos cada uno de los barrios de las dos ciudades más importantes del país, una de las conclusiones que se obtiene del análisis de los datos de idealista/data y de la Agencia Tributaria, es que en los barrios más humildes de estas dos ciudades el alquiler 'se come' mucho más salario que la compra, lo que demuestra que ante la falta de ahorros, la gente no tiene otra opción que arrendar, lo que acarrea un aumento fuerte de la demanda y un incremento de los precios. 

Y en cambio, en los barrios más caros, es el pago de la hipoteca la opción habitacional que más esfuerzo financiero requiere. Daniel del Pozo, responsable de idealista/data, explica que los salarios de las personas que optan por comprar son más elevados, con lo que tienen mayor capacidad de ahorro y solvencia de pago. Así, tienen fácil acceso a la financiación hipotecaria. 

La media en España

Desde el arranque de la serie histórica de idealista en 2013, la tasa de esfuerzo financiero para comprar una vivienda se ha mantenido más o menos estable. En 2013 llegó a subir al 29%, pero a cierre del primer trimestre de este año cerró en el 25,1%. Sin embargo, el esfuerzo por alquilar una casa sí que ha ido encrudeciéndose. Si a finales de 2013 alquilar se comía un 23% del salario, en el primer trimestre ya suponía un 33,6%.

Estos datos evidencian el trasvase de personas que han optado por alquilar ante la dificultad de comprar, por la falta de ahorros, un requisito indispensable para muchos bancos a la hora de conceder hipotecas. El alquiler, como la única solución habitacional, cada vez ‘se come’ más sueldo: la falta de oferta, más demanda y unos salarios que no suben al ritmo que sube el precio de la vivienda están detrás de esa cifra.

De hecho, la encuesta del CIS de junio refleja que el 82% de los españoles prefiere comprar una vivienda propia que vivir de alquiler. Y un 13% elige el alquiler como opción habitacional. La vivienda en propiedad sigue siendo la principal fórmula de ahorro e inversión de los españoles.

Formulario de contacto