Nos preocupa tu privacidad En pisos.com utilizamos cookies propias y de terceros para dar un servicio satisfactorio mediante cookies técnicas, de personalización y para fines analíticos. pulsa AQUÍ para más información. Puedes aceptar todas las cookis pulsando el botón "aceptar" o configurarlas o rechazar su uso pulsando
Aceptar Configurar

Hipotecas multidivisa, ¿qué son y qué ha pasado con ellas?

yaencontre.com

Las hipotecas multidivisa son un producto bancario prácticamente en desuso. Sin embargo hubo unos años en los que su penetración en el mercado era muy elevada. Su mayor auge en España se produjo entre 2004 y 2007, justo durante el boom inmobiliario. Como le pudiera ocurrir a la hipotecas referenciadas con el índice IRPH, los tribunales han encontrado en ciertas cláusulas contractuales integradas en ellas síntomas de opacidad, poca claridad y abuso de cara al cliente. Por ese motivo, varias sentencias recientes, la última de este pasado mes de febrero, han terminado de ponerlas en tela de juicio.

¿Qué son las hipotecas multidivisa?

Se trata de una hipoteca cuyo préstamo se concede para la compra de una vivienda en euros pero con un interés referenciado a un índice extranjero. Esto significa que la cantidad monetaria adeudada del préstamo aparece en euros pero las cuotas mensuales que deberá pagar el deudor se abonan en una moneda distinta. Lo más frecuente era que estas hipotecas se pagaran en francos suizos o yenes japoneses. La gran ventaja que presentaban las hipotecas multidivisa es que en los años en los que eran populares ambas monedas extranjeras estaban más baratas que el euro. Según Antonio Pastor, abogado especialista en el sector inmobiliario “el consumidor que contrata un préstamo hipotecario quiere pagar lo menos posible y en un primer momento este producto resulta muy atractivo”.

No obstante, años después el euro comenzó a devaluarse con respecto al yen y al franco suizo. La consecuencia fue que las cuotas hipotecarias de los prestamistas comenzaron a resultar difíciles de afrontar. Y es que según Antonio Pastor, de Círculo Legal Barcelona, lo más peligroso de este tipo de préstamos es que “no se controla su comportamiento en el mercado del euro con respecto a la divisa escogida”. Esto hará, continúa el experto, que “la deuda y las cuotas varíen según la fluctuación de la moneda escogida en relación a la cotización del euro”. Que es exactamente lo que sucedió, que no solo aumentó la cuota hipotecaria sino que incrementó la deuda contraída con la entidad bancaria.

En este sentido, anualmente se habría un período en el que el cliente podía revisar y cambiar la moneda en la que estaba referenciada su hipoteca pero, según reconoce Pastor, “en la práctica no hemos encontrado ningún caso en el que se haya llevado a cabo este cambio en la divisa de referencia”.

Sentencias de la Justicia

Este tipo de hipotecas no solo se vendieron en España sino también en otros países europeos. Rumania o Polonia eran de los que mayor penetración de este producto tenían en el mercado hipotecario, pero también Austria, Italia, Gran Bretaña o Alemania.

En España, debido a la denuncia de numerosos afectados, el Tribunal Supremo comenzó a fallar en favor de los clientes, alegando falta de transparencia por considerar que ciertas cláusulas de dichos préstamos no explicaban claramente las consecuencias negativas que podían suceder si las monedas referenciadas aumentaban su valor.

Así pues, se considera que una hipoteca multidivisa es nula por abusiva cuando el banco no explica al cliente los riesgos inherentes a la contratación de estos productos. Así lo dictaminó el Tribunal Supremo el 15 de noviembre de 2017, tras una sentencia similar del Tribunal de Justicia europeo.

¿Qué ocurre ahora con mi hipoteca multidivisa?

Actualmente este tipo de préstamos es poco frecuente. Sin embargo, si contratamos nuestra hipoteca en los años anteriores a 2017, momento en el que comenzaron los primeros fallos de los tribunales, deberíamos acudir a un abogado a revisar sus términos. Si consideramos que nuestro préstamo multidivisa es abusivo podremos denunciar directamente ante la entidad bancaria o hacerlo a través de los tribunales regionales.

Si obtenemos una sentencia favorable, nuestra hipoteca obtiene una nulidad parcial. Tras ello, el préstamo quedará establecido en euros y se referenciará en relación al Euríbor actual. Por otro lado, se recalculan las cuotas adeudadas y se descuenta al afectado lo pagado de más, tanto en intereses como en capital y comisiones por el cambio de divisa.

La Ley 5/2019 de Créditos Inmobiliarios aprobada hace dos años, intenta evitar que prácticas abusivas como ésta vuelvan a suceder. Así pues, de forma específica introdujo la obligación de que los clientes que vayan a firmar un préstamo hipotecario tendrán que acudir al notario dos veces. La primera a verificar que entienden en su totalidad los compromisos que adquieren al contratar este tipo de acuerdo bancario. La segunda, a la firma del préstamo.

Formulario de contacto

Enviar
Llámanos ahora
933 728 297