Nos preocupa tu privacidad En pisos.com utilizamos cookies propias y de terceros para dar un servicio satisfactorio mediante cookies técnicas, de personalización y para fines analíticos. pulsa AQUÍ para más información. Puedes aceptar todas las cookis pulsando el botón "aceptar" o configurarlas o rechazar su uso pulsando
Aceptar Configurar

¿Puedo pedir una moratoria para mi hipoteca?

yaencontre.com

La situación económica de muchas familias este pasado 2020 ha sido muy delicada. A día de hoy, la pandemia sigue muy presente y los estragos económicos ya comienzan a hacer mella en las economías familiares y en las de muchas empresas. En este sentido, si este es tu caso presta atención a las siguientes medidas aprobadas por el gobierno la semana pasada para mitigar esta situación. Así pues, lo aprobado el pasado miércoles es la segunda edición de la moratoria a las hipotecas y créditos al consumo efectuada hace ya cuatro meses. En vista de la prolongación de la mala situación económica de muchos ciudadanos y empresas, el ejecutivo ha tomado esta decisión. 

Las medidas están dirigidas a familias, autónomos vulnerables y empresas, sobre todo aquellas relacionadas con el turismo y el transporte. Esta moratoria permitirá aplazar hasta nueve meses la devolución de los préstamos, tanto si el crédito se ha solicitado con garantía hipotecaria como si no. Afectará tanto a la vivienda habitual como a aquella que se tenga en alquiler y se hayan dejado de percibir las rentas a causa de la crisis sanitaria. También para los locales en los que se desarrolle la actividad. Por otro lado, aquellas moratorias ya vigentes que se solicitaron en estos últimos cuatro meses seguirán vigentes, con las condiciones pactadas en ese momento. Si es necesario se podrá volver a pedir, aunque el tiempo total en el que se puedan retrasar los pagos será de 9 meses. 

¿Qué requisitos hay que cumplir?

Los potenciales beneficiarios de estas moratorias serán aquellos que tengan una cuota mensual a pagar. Bien por la hipoteca de su casa, del local en el que desarrollen la actividad o, incluso, que estén pagando créditos al consumo y, por pérdida severa de ingresos, ya no puedan hacer frente a dichos pagos recurrentes. Para poder acceder a estos aplazamientos, los solicitantes de las moratorias deberán acreditar su situación de vulnerabilidad. Aquellos que sean trabajadores por cuenta ajena, deberán estar dados de alta en el paro. En cuanto a los trabajadores autónomos y empresas del sector del turismo y el transporte deberán acreditar una pérdida de ingresos igual o superior al 40%. 

¿Qué documentación hay que presentar?

Como toda ayuda hay que acreditar la necesidad de la misma. Esto suele conllevar bastante papeleo. De esta manera, deberá presentarse la siguiente documentación para solicitar la moratoria:

  • En el caso de trabajadores por cuenta ajena: el interesado deberá presentar su tarjeta de alta en el servicio estatal de empleo y también un documento donde aparezca la cuantía mensual que está percibiendo en concepto de prestaciones o subsidios.
  • En el caso de autónomos o empresas: estos posibles beneficiarios deberán presentar la declaración de cese de actividad que se obtiene en la Agencia Tributaria o en el órgano competente de su Comunidad Autónoma.

Esto en cuanto a ingresos. Luego hay que presentar documentación relacionada con el inmueble hipotecado, tanto si es vivienda habitual como si es aquel en el que se desarrolla la actividad económica. La nota simple emitida por el Registro de la Propiedad, justificará la titularidad del inmueble hipotecado, aunque también habrá que presentar las escrituras de la vivienda en caso de que se trate de la vivienda habitual. Si se tratara de un piso en alquiler, se aportará el contrato. 

Documentos añadidos serán la acreditación del número de convivientes y personas a cargo que tiene el potencial beneficiario. Una realidad que queda reflejada en el libro de familia y el certificado de empadronamiento. Si hubiera que añadir alguna situación de dependencia o discapacidad también habría que aportar la documentación relativa a esta situación. 

Por su parte, los profesionales autónomos y empresas justificarán su relación con el inmueble objeto de moratoria. Deberán acreditar que allí reside su domicilio fiscal, a través del código CNAE de su actividad y de su libro de facturación, que justifique la reducción de ingresos.

El plazo para presentar la solicitud de aplazamiento acaba el próximo 30 de marzo.

Formulario de contacto

Enviar
Llámanos ahora
933 728 297